Cómo divorciarse

  • El divorcio está a la orden del día, no es una cuestión extraña en nuestra sociedad. Todos tenemos algún conocido que ha pasado por ello, por lo que en principio no necesita demasiada explicación. Pero, ¿como divorciarse?

  • El asunto de los divorcios es uno de los temas principales de consulta en nuestro despacho: cómo me puedo divorciar, qué consecuencias tiene, qué alternativas hay, qué procedimiento hay que seguir, qué pasa con los niños, con las cuentas, etc.
  • Por eso en GAIA abogados queremos ayudar a que el proceso salga según lo esperado, y dejes de buscar “cómo divorciarse”

Empecemos a plantearnos la cuestión: separación o divorcio

Empecemos por el principio, y reflexionemos antes de conocer cómo divorciarse. Algo no va bien en nuestra relación, atravesamos una situación tensa con nuestro cónyuge pero no queremos precipitarnos en una decisión porque vivimos juntos, tenemos bienes o cuentas bancarias en común y quizá también hijos. Por ello vamos retrasando la decisión, no queremos meternos en el engorro que puede ser gestionar todo esto, no queremos empezar un proceso por el que no apetece pasar y sobre todo no queremos que los niños se vean afectados por ello.

Sin embargo, si la relación de pareja está rota aunque no sea de una manera oficial y una persona ya ha decidido no continuar con su pareja, la experiencia nos dice que lo mejor es llevar a cabo esa decisión sin alargar la agonía en el tiempo. Y ahora es cuando surge la primera decisión importante: ¿separación o divorcio?. Hace años era obligatorio separarse primero para poder divorciarse, pero ahora ya no es así. En la actualidad se puede elegir entre las dos opciones:

  • La separación supone el contemplar los aspectos que regula una sentencia de divorcio con dos excepciones: no se disuelve el matrimonio y tampoco la sociedad de gananciales y por lo tanto no podemos contraer nuevo matrimonio.
  • El divorcio supone la ruptura total matrimonial, regulando todos los aspectos que regirán desde ese momento la relación, disolviendo el matrimonio y liquidando la sociedad de gananciales (dividiendo los bienes que posee el matrimonio entre ambos cónyuges, etc.).

El hecho de elegir una u otra opción es totalmente personal y con visión de futuro. Si la crisis que nos ha llevado a pensar en acabar con la relación es momentánea o pensamos que podemos y queremos llegar a solucionarlo, lo mejor es la separación. Por otro lado, si la decisión es firme y entendemos que no queremos volver a convivir con esa persona nunca más y romper definitivamente los lazos, deberíamos optar por el divorcio, así que sigue leyendo y descubre cómo divorciarse

 

¿Mutuo acuerdo o contencioso?. Tranquilo, te explicamos todo. 

Ya sabemos lo que queremos, ahora hay que preguntarse: ¿como divorciarse?  ¿ahora qué hacemos? Lo primero es hablar con nuestra pareja y comprobar si estamos de acuerdo en las estipulaciones que queremos que se establezcan en la sentencia. Una separación o divorcio puede ser de mutuo acuerdo o contencioso:

  • Si hablamos de mutuo acuerdo la diferencia fundamental es el tiempo y el dinero. El procedimiento es mucho más sencillo y más corto ya que no es necesario llegar a juicio, sino que solamente tenemos que redactar un convenio regulador y homologarlo judicialmente.
  • Si estamos en un proceso contencioso la cosa cambia. Tenemos un gran procedimiento por delante, la vista de medidas previas, el juicio y la sentencia. Hablando en tiempo, tenemos por delante casi un año de procesos.

Divorcio contencioso: paso a paso

Si no conseguimos ponernos de acuerdo, ¿qué hago? Tranquilizarnos y respirar hondo. Los principales problemas en los que tenemos que llegar a un acuerdo son los siguientes:

  • Quién se queda con la guarda y custodia de los menores.
  • Quién se queda con la vivienda familiar.
  • Qué deudas tenemos.
  • Cuánto dinero tenemos.
  • Quién se queda con el coche y demás bienes.

Una vez que ya tenemos esto claro, lo mejor es acudir a un abogado y poner en marcha la maquinaria para hacer efectiva la separación o divorcio. Pero aún tienes dos opciones en cómo divorciarse, dependiendo de nuestra situación personal: puede ser que tengamos mucha prisa por regular la situación, sobre todo si hay niños o puede ser que nos vayamos apañando bien de manera cordial tal y como estamos. Si tenemos mucha prisa por regular la situación el abogado nos aconsejará empezar con una demanda de medidas previas, no es el divorcio como tal pero ayuda a agilizar las cosas básicas del día a día como la guarda y custodia de los menores, la pensión de alimentos, el régimen de visitas, la vivienda familia, etc. Es el mejor recurso para organizar la vida después del divorcio de manera rápida, puesto que la vista tras la demanda se realiza en un breve periodo de tiempo. Tras esta sentencia de medidas previas, nuestro abogado ya sí que interpondrá la demanda de divorcio. Se citará a juicio y tendremos la esperadísima sentencia.

De manera general estos son los procedimientos básicos a seguir en caso de que la decisión sea romper el matrimonio, pero como siempre decimos, no todos los casos son iguales y lo mejor es acudir al despacho de abogados para plantear nuestra consulta concreta. En GAIA abogados ofrecemos consulta gratuita, tanto de manera presencial como de manera virtual (en los comentarios del blog, en nuestras redes sociales, en la web o por teléfono).

Si tenéis alguna duda o consulta concreta, contactad con nosotros. En GAIA abogados creemos en las personas, en sus causas y en el desarrollo de soluciones justas.

 

  • Recuerda, en GAIA Abogados somos especialistas en Derecho de familia.

  • Haz tu CONSULTA GRATIS, sin compromiso. Estamos para aclarar tus dudas.

Por |2018-08-17T09:03:13+00:0012 marzo, 2018|Derecho de familia|Sin comentarios

Deja tu comentario